martes, 5 de marzo de 2019

7 opciones para ejercitarte en lugar de los burpees


Podrás quemar calorías con ejercicios más simples, pero de igual efectividad. La mayoría ni siquiera requiere equipo, así que podrás realizarlo en casa ¡cuando quieras!

Los burpees constituyen un ejercicio tan veloz como completo. Su secuencia incluye saltos verticales, flexiones y sentadillas siendo una actividad de alto impacto. Ayudándote a quemar muchas grasas en corto tiempo. Conoce 7 opciones para ejercitarte en lugar de los burpees.

¿Su punto a favor? Tienen una alta efectividad comprobada por quienes los practican. Sin embargo, los burpees pueden estresarte debido a su complejidad al hacer varios ejercicios con el tiempo en contra.

7 opciones para ejercitarte en lugar de los burpees

¿Has hecho burpees hasta la saciedad? ¿Quieres ejercitarte de forma efectiva, pero prefieres otras alternativas? Checa las siguientes propuestas que son simple y con la misma efectividad para que te mantengas saludable.

1. Alzamiento de tus caderas con rodilla

Para hacerlo, comienza tumbándote en el suelo con la cara mirando al techo. Procura que tu espalda esté bien apoyada, luego levanta tus glúteos y alza tu rodilla. Regresa a la posición inicial, sigue el mismo procedimiento con tu otra pierna.

2. Tijeras en forma vertical sentada

Primero tienes que sentarte, luego apoya tu cóccix en el piso y échate hacia atrás hasta que tu glúteo se asiente. Alza tus manos y pies del piso para que puedas estirar tus piernas hacia el frente. Alza con calma una de tus piernas, mientras bajas otra.

3. Saltos usando conos

Para este ejercicio necesitarás dos paredes de conos dispuestos en fila. Cuídate de dejar el espacio suficiente entre ellos, así evitarás accidentes durante el entrenamiento.

Ubícate flanqueando el primero, flexionando de forma ligera una de tus piernas. Luego salta por encima de cada uno hasta que termines la hilera. Al acabar, cambia a tu otra pierna y haz el mismo recorrido en sentido opuesto.

4. Sentadillas de rana

Aparta tus pies un poco más de la amplitud de tus hombros. Haz que los dedos de tus pies apunten a una inclinación de 45º, baja de forma gradual hasta que llegues a estar en cuclillas.
Sin que extiendas tus rodillas, alza tus glúteos hasta el centro y baja de nuevo.

5. Plancha con seis toques de hombro

La postura base será la misma de las flexiones. Alinea tus brazos con tus hombros hasta que tengas un ángulo de 90º hasta tus pies. Conserva esa posición, alza una mano desde el piso hasta tocar la zona frontal del hombro opuesto. Regresa a la postura del comienzo y haz un total de seis repeticiones.

6. Plancha de lado alzando tu rodilla

Ponte de lado, extiende tu brazo junto a la pierna izquierda teniendo tu pie frente a la pierna contraria. Mientras lo haces, tu diestra permanecerá atrás de tu cabeza.

De forma posterior, mantendrás el equilibrio con la pierna derecha. Luego doblarás tu rodilla izquierda hasta hacer que toque tu codo.

7. Burpee a una pierna

De pie apoyado en tu pierna diestra da un salto. Cae en el piso sosteniéndote con tus manos para darte impulso nuevamente con ellas. Realiza una flexión de una sola pierna, brinca y retoma la posición del comienzo. Alterna la pierna a la mitad del burpee.

lunes, 4 de marzo de 2019

¡Fortalece tus brazos en casa sin necesidad de pesas con estos ejercicios!

Fuente: www.estrelladigital.es

Prueba las variaciones de algunas rutinas tradiciones como las lagartijas o las tablas. Con la posición Superman trabajarás glúteos, piernas y hombros de forma simultánea.

Acaba con las excusas de la falta de tiempo o equipo para ponerte en forma. Solo necesitarás unos escasos minutos al día para ir tonificándote. ¡Fortalece tus brazos en tu casa sin necesidad de pesas con estos ejercicios!

Ni el calor, la lluvia o la falta de presupuesto podrán frenarte. Toma nota de estos ejercicios para que tengas los brazos que siempre has deseados con consejos del sitio web de farmacia online.

Acá van cinco propuestas para que puedas elegir cuál se adapta más a ti o ¿por qué no? Hacer más de una.

Anímate con las lagartijas rodantes.

Se comienza como cualquier lagartija tradicional, excepto que esta tiene un plus. En lugar de quedarte en un solo sitio, te pondrás en la postura de tabla tradicional. Luego, bajarás tu cuerpo y volverás a la postura inicial.

Ahora, levanta el brazo, estira tu mano con dirección al techo y gira. Apoya la mano que tienes desocupada en el suelo, pero en el lado opuesto. Quedarás con el rostro hacia el techo por unos instantes, hasta que traigas tu otra mano.

Luego vuelve a ponerte con la vista en el suelo. Haz tres series de diez lagartijas cada una.

Trabaja el fondo de tus tríceps.

Si se te hace más práctico, puedes hacerlo directamente en el piso. Pero una buena opción para variar es apelar a un sillón, mesa baja o silla. Siéntate en el suelo, dándole la espalda al asiento.
Coloca tus manos en el sillón o apoyo que escogiste. Procura que haya una distancia acorde a la anchura de tus hombros. Lleva tus caderas y glúteos hacia el frente hasta que alcances una distancia aproximada de 7 a 15 cm.

Extiende tus piernas y apoya tus pies en el suelo: ahora levántate. La intención es alzar y descender una docena de veces, haciendo tres repeticiones.

¡Con tus brazos haz círculos!

Su sencillez te fascinará, pero sus resultados te engancharán. Extiende tus brazos y gíralos formando círculos, ¡así de simple! Tras unos minutos, verás que necesitas esforzarte para hacerlo.

Solo párate con tus piernas alejadas a la distancia de tus hombros, hasta que formes una letra t con tus brazos.

Rota tanto hombros como brazos con lentitud hasta tener un eje de 30 cm. Repite quince veces hacia el frente y 15 en sentido contrario. Haz tres series.

Es hora de hacer tablas ¡caminando a los lados!

Este ejercicio te ayudará a trabar los brazos y abdominales a la vez. Pon tu cronómetro en 60 segundos luego extiende tus brazos por debajo de tus hombros. Con las palmas en el piso, tus piernas estiras y en puntillas, alineando tu torso con el resto del cuerpo.

En lugar de alzarte y retomar la posición, moverás tus manos y pies hacia un lado. Bastarán un par de pasos. Regresarás al sitio inicial y repetirás, pero al lado contrario. Hasta contemplar los 60 segundos.

¿Qué tal ejercitarte al estilo “Superman”?


Esta postura recuerda al famoso superhéroe de allí su nombre. Es un ejercicio muy completo con que ejercitas hombros, brazos, glúteos y espalda. Recuéstate encima de tu torso, estirando piernas y brazos.

Contrae hombros y glúteos a la vez que levantas del suelo tus brazos, piernas y pecho. Cuando estén arriba, sostén la postura 3 segundos. Baja y reposa las extremidades en el suelo.

¡Recuerda estirarte previo y posterior a ejercitarte! Es la mejor manera de evitar lesiones.

Plataformas vibratorias o ejercicio aeróbico


Todos nosotros a menudo nos preguntamos cómo ciertas personas son capaces de mantenerse tan bien y se ven tan jóvenes sin poner mucho esfuerzo en ello. Mientras que lo más aceptado es le hecho de que la disciplina con la dieta correcta y el ejercicio es el responsable en la mayoría de los casos, a menudo nos cuesta comprender las proporciones exactas y la combinación de estos dos elementos que debemos incorporar en nuestras vidas.

Algunos utilizan una combinación de dieta, ejercicio físico aeróbico y suplementos para cambiar su cuerpo, incluso a veces de manera drástica. El tema es que hay muchas combinaciones, algunas que funcionan muy bien y otras que no funcionan para todo el mundo debido a las diferencias en los biotipos, características y estado físico.

Pero una técnica que se ha descubierto recientemente como una de las más efectivas es el entrenamiento en plataformas vibratorias. Y se escucha mucho sobre esto porque sus características y el efecto que posee en nuestro cuerpo es realmente interesante. Obviamente que los beneficios se conseguirán con el uso regular, pero por cierto que se trata de un sistema revolucionario que utiliza la fuerza de las vibraciones para ocasionar contracciones musculares en todo el cuerpo.

Cómo funcionan las plataformas vibratorias


Es importante comprender el diseño de estas contracciones. Básicamente consiste en un plato o plataforma en el que uno tiene que sentarse o pararse. Este plato es justamente la plataforma para ejercitarte, a veces de manera estática simplemente sosteniendo distintas posiciones para distintos músculos, y otras veces haciendo ejercicios tradicionales para un máximo de beneficios. El resultado es que nuestros músculos reciben contracciones muy rápidas y reacciona a eso. Y debido a la velocidad de esas contracciones es que uno se asegura un acondicionamiento completo en unos pocos minutos, quemando un montón de calorías.

Los aeróbicos por otro lado son un tipo de ejercicio que acelera nuestro ritmo cardiaco y nos hace mantenernos en ese nivel por un determinado periodo de tiempo. El tipo de actividad aeróbica que se puede hacer es correr, ciclismo, natación, caminar, etc. Y este tipo de ejercicio no solo que es un aliviador de estrés y un acondicionador de nuestros músculos, sino que además utiliza la grasa como combustible principal, por lo que se puede adelgazar rápidamente. 45 minutos a una hora de cardio es una gran alternativa para ponernos en forma y adelgazar.

Y si hay que elegir entre ambas, las plataformas vibratorias y el ejercicio aeróbico yo me quedaría definitivamente con las dos. De hecho, es lo mejor que puedes hacer ya que una potencia a la otra. Realmente no hay mucho para elegir, ambas tienen beneficios y mejoran la salud y el peso. Mi recomendación es que utilices las dos, el ejercicio aeróbico y la plataforma vibratoria.

domingo, 3 de marzo de 2019

,

Equipamiento de ejercicios para la casa, lo básico

Imagen extraída de: https://farmaciasanpablo.mx/

Obtener el o los equipos de fitness para entrenar en casa puede ser intrincado. Hoy en día, y afortunadamente con la conciencia cada vez más presente en las personas de que hay que ejercitarse, ha crecido también la oferta de los aparatos, accesorios y máquinas de fitness.

Antes que nada, tienes que saber, o mejor dicho tener en claro qué aspecto quieres mejorar y cómo. No hay nada peor que comprarse un aparato o máquina y que al final no nos guste el ejercicio nos sintamos incómodos, ese sí que sería un gasto para nada agradable. Así que este es el primer dato, nunca, pero nunca compres una máquina, accesorio o aparato que no te guste al probarlo.

A veces si te compras una soga de saltar y no te gusta eso no sea un inconveniente, pero si resulta que tu inversión es de mil dólares o más la cosa cambia. Recuerda que es una gran inversión, por lo tanto, tómate el tiempo para analizar correctamente, probar y volver a probar tu máquina de ejercicios.

Si tuviera que elegir yo me compraría una banca, un par de mancuernas, una barra y unos cuantos discos para ganar músculo o para conservar el que ya tengo. Y por otro lado para mis ejercicios aeróbicos pensaría en una bicicleta elíptica. De hecho, la elíptica se encuentra en mi casa y es una alternativa que disfruto en el invierno cuando no puedo salir a correr. Está en mi casa hace años y puedo decir que se trata de una excelente elección. Pero ese soy yo y mis elecciones.

Aparatos de ejercicio ideales según tu estilo de vida


No es obligación comprar tanto, o incluso puedes comprar más aparatos. Se me ocurre que una plataforma vibratoria o cambiar opciones. Esto te lo repetiré, tus aparatos de ejercicios dependerán de tus gustos y objetivos.

Otro punto a considerar es la cantidad de dinero disponible para saber los beneficios de contratar un seguro de salud en estrelladigital. Máquinas y aparatos puedes encontrar algunas de dudosa calidad por 50 dólares hasta opciones comerciales que ascienden a los varios miles de dólares. Como sea intenta siempre de gastar tanto como puedas, en calidad. Invierte en calidad por sobre todas las cosas. No importa si es una bicicleta o un stepper o lo mínimo que puedas comprarte. Será una inversión que estará en tu casa años, como el ejercicio con suerte, así que tu primer objetivo es comprarte calidad por sobre todas las cosas.

El último punto, pero no por ello menos importante son tus objetivos. Podemos decir que básicamente hay dos maneras de entrenar. Con cardio o con pesas. Ambos son vitales par mantener un cuerpo en forma y si puedes compra algo para cada aspecto de tu salud. Pero si por ahí te gusta ir al gimnasio a hacer pesas entonces un aparato de cardio para entrenar en casa puede que sea lo tuyo. Es solo una idea.

Mi intención con este artículo es que consideres lo fundamental a la hora de comprarte tus máquinas de fitness y que puedas tomar una decisión informada.