lunes, 3 de diciembre de 2018

Los Hongos: Aristócratas De Los Alimentos, O Portadores De Muerte


Los hongos son plantas sin clorofila, tallos, hojas o verdaderas raíces. Como no pueden hacer su propio alimento, los hongos son parásitos. Algunos son unicelulares, otros pluricelulares. Entre ellos figuran las bacterias, las levaduras, los mohos y las setas. Considerados como los “aristócratas de los alimentos”, algunos de ellos son exquisitos, otros son venenosos y provocan la muerte en muy breve tiempo.

Para los que gustan de las cosas raras y misteriosas, los hongos presentan un interés indudable. En muchos aspectos, son los vegetales más enigmáticos que se conocen. Tanto por su origen como por sus formas, la rapidez de su crecimiento la brevedad de su vida, sus maneras de reproducirse y su gran variedad, los hongos difieren mucho de todos los demás. Al estudiar su historia y sus hábitos, se va de sorpresa en sorpresa.

A los hongos se les encuentra en toda clase de lugares. Algunos suelen vivir sobre los restos de las plantas o sobre los cadáveres de los animales: otros, sobre los seres vivos. Algunos se alojan en las casas y atacan el alimento y la ropa de toda clase y las maderas de los edificios.

Fuente de Alimento


Muchos hongos pueden comprarse en las tiendas de comestibles. Cuando se le cocina, por ejemplo, con carne, da a ésta un grato sabor. Hay variedades a las que se considera un valioso y delicioso manjar. Las trufas son, en Francia e Italia, un plato exquisito, y en el Cusco nadie se sustrae de pedir en las picanterías más reputadas una deliciosa sopa de setas. Pero, ¡cuidado! No todos los hongos son comestibles. Los de hermosa apariencia, como la amanita, por ejemplo, son mortíferos.
Peligrosos para el hombre

Se da generalmente el nombre de micosis a las enfermedades producidas por hongos parásitos, o que pueden encontrarse en la naturaleza en diversas formas. Estas enfermedades son muy contagiosas. Cuando aparecen los síntomas debe llamarse de inmediato al médico.

Una de las sensaciones más desagradables que puede sentir cualquier persona atacada por hongos es el escozor tremendo en los pies. Esta situación, generalmente obedece a un padecimiento común: la tiña pedis, mejor conocida como ‛‛hongos en los pies" o pie de atleta.

Para la aparición de estas afecciones son necesarios ciertos factores, como el clima cálido y la humedad, o el uso prolongado de calzado deportivo.

La mayoría de la gente considera que ésta es una manifestación de ‛‛ácido úrico", por la ingesta de carne. La presencia de “ácido úrico” incrementado no tiene ninguna relación con esta dolencia.
El ácido úrico suele producir una enfermedad diferente llamada gota, que ataca a las articulaciones.

Los más peligrosos


Aproximadamente hay 100 mil especies de hongos, pero sólo un centenar son capaces de provocar enfermedades en el hombre. Entre los que provocan serias consecuencias está el que infecta al hombre por la vía respiratoria y que ataca, sobre todo, a los niños y a los varones ancianos.

Suele encontrarse en la tierra. Después de invadir las células sanguíneas, este hongo se multiplica y origina fiebre, malestar general, dolores de cabeza y en las articulaciones, etc. A veces invade el pulmón. El tratamiento con medicina adecuada puede curar definitivamente la dolencia. No obstante, algunas veces es necesario recurrir a la cirugía.