viernes, 28 de diciembre de 2018

Disfruta de tu sexualidad naturalmente


Hablar de sexualidad hoy en día a pesar de que estamos en pleno siglo XXI, no deja de ser algo sonrojante o penoso, ya que cuando se habla de sexualidad, muchos pensamientos, tabúes, y datos equívocos acerca del tema nos enredan la cabeza, lo que nos lleva a negarnos a la posibilidad de disfrutar algo tan delicioso y esencial como el sexo.

Para mí en lo personal es muchísimo más sencillo. Sólo debes tener erotismo, lujuria y, por supuesto, imaginación, pues solo de esta manera podemos lograr una verdadera satisfacción. Características tan elementales como estas, no hay que negarlas, u ocultarlas pueden crear confusiones o ansiedades.

Cuando iniciamos nuestra vida sexual tenemos que aprender a valorar esa nueva etapa que hemos comenzado basándonos en cuatro criterios que son: educación, confianza, comunicación y complicidad. Criterios que nos ayudan a disfrutar nuestra sexualidad, además de llevarla responsablemente.

El Sexo Anal: Una Alternativa

Aunque para algunas personas es una práctica bastante temerosa, “dolorosa”, y que pone a pensar, pues no es que sea de un total agrado, y si nos remontamos a los tiempos de nuestros abuelos sería una práctica pecaminosa y pervertida, pero lo que no nos imaginamos es que puede llegar a ser muy placentera.

Para que ésta práctica hay dos requisitos que cumplir: el gusto mutuo y la adecuada preparación para realizarla. El hombre debe preocuparse por ser un cómplice y lograr una relajación muscular y la mujer debe estar dispuesta.

Debemos recordar que la higiene cumple un papel muy importante. Por eso el doctor Carlos Pol (master en sexología), recomienda lavar la zona después del coito, ya que existe una enorme posibilidad de contraer una infección. Debes usar preservativo, ya que este te ayudara a evitar infecciones o enfermedades infectocontagiosas.

¿Sexo Oral?

Confianza para pedirlo, erotismo para gratificarte, lujuria para que lo disfrutes y elegancia para no forzarlo. Características primordiales para realizar esta práctica que, por supuesto, se debe buscar, consentir y desear. Imaginación y deseo son las reglas que existen para complacerlo y que te complazcan.

Hay que dejar de lado los tabúes y simplemente aprender a relajarte y disfrutar, tragarte el semen no tiene nada de malo, pues especialistas aseguran que tienen grandes componentes vitalicios y vitamínicos.

Una Nueva Práctica: Sexo Dérmico
Suele ocurrir cuando el hombre eyacula en cualquier parte del cuerpo de la mujer, generalmente entre los senos (posición rusa) ya que estos lo acarician hasta lograr la eyaculación. También podemos incluir la masturbación mutua o los roces piel a piel, que después de haber ocasionado un alto grado de excitación se llega al orgasmo. Los expertos recomiendan ésta práctica para aquellos quienes no pueden tener coito.