lunes, 8 de octubre de 2018

Las dietas y la globalización


La globalización tiene efectos también sobre la dieta. Cada día se extiende más la denominada dieta Occidental, que prefiere la comida rápida o envasada a los productos frescos, naturales y cocinados al método tradicional.

Los lípidos o grasas son una gran fuente de energía, pero también pueden ser las causantes de enfermedades por la acumulación de colesterol. Esto puede evitarse sabiendo qué tipo de grasas consumir: las monoinsaturadas o poliinsaturadas reducen el colesterol malo -LDL-.

La barriga es una de las zonas del cuerpo donde se notan más los excesos, tanto en los hombres como en las mujeres. Conseguir un vientre plano y unos abdominales musculosos no sólo es cuestión de ejercicios. La dieta y una actividad aeróbica ayudan a perder grasa abdominal.

El plátano o banana es una de las frutas más saludables que podemos tomar, además de tener un dulce sabor y cualidades vaciantes. No aporta excesivas calorías, pero sí potasio, vitamina B2 y B6, ácido fólico y fibra natural.

Los expertos de la Unión Europea no tienen ninguna duda de que el exceso de sal provoca hipertensión, problemas cardiovasculares y obesidad. Por eso, planean cambiar la normativa que rige las industrias alimentarias para reducir en un 16% el contenido de sal de los productos elaborados.

Los expertos han comprobado que consumir frecuentemente verduras y frutas de color rojizo, azulado o morado, ayuda a mantener el sistema nervioso y sus capacidades cognitivas en perfecto estado.

Su contenido en antiocina, con efectos antioxidantes, previene el Alzheimer.Aunque estén sanos, los niños desde los 7 años que presentan obesidad tienen mayores posibilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares de adultos, según un estudio de la Clínica Infantil Nemours, de Estados Unidos. Los expertos recomiendan tomar medidas más contundentes contra el sobrepeso.

Un estudio realizado entre medio millón de personas ha llegado a la conclusión que la dieta Mediterránea reduce en un 33% las posibilidades de padecer un tumor gástrico, un cáncer que es la segunda causa de muerte en el mundo. Hasta ahora no se había estudiado el efecto de la dieta mediterránea en conjunto, sólo de sus componentes por separado.

El pescado, sea blanco o azul, es una fuente inmejorable de proteínas y vitaminas, pero sobre todo, contiene grasas poliinsaturadas que ayudan a combatir el colesterol. ¿En qué se diferencia un pescado blanco de uno azul? Precisamente en la cantidad de este tipo de grasas que contiene.

viernes, 5 de octubre de 2018

Aprende ejercicios para realizar en casa y adiós a la grasa


Muchos dejamos de lado los ejercicios para personas con diabetes, la excusa de que no tenemos tiempo o dinero para ir a un gimnasio. Aprende ejercicios para realizar en casa que son fáciles, cómodos y que no necesitas de elementos externos para hacerlos y sentirte bien.

Entrenar en casa es una de las mejores opciones cuando tenemos limitaciones para hacer ejercicios fuera de casa. Pero esto requiere una dedicación, tiempo y esfuerzo que muchas veces no se obtiene si no tenemos un entrenador dando la caña como si fuera en el gimnasio. Es una alternativa cómoda, segura o sobre todo la metformina para que sirve.

Crea una rutina, sea dentro de casa o en el parque de enfrente y trázate un horario y checa tus niveles de glucosa, en el que dejes de hacer lo que haces y te dediques a ello.

Para realizar ejercicios en casa no necesitas de mucho, con tener un poco de espacio, en donde no choques con alguna pared, ventana, lámpara o el jarrón legendario que te regaló la abuela.

El espacio tiene que ser suficiente para que quepas de pie y acostado y que puedas estirar las piernas.
Al momento de tumbarte es necesario tener una colchoneta fina que amortigüe el duro del piso y ropa adecuada que te permita transpirar y poder moverte con libertad.

Cuándo y cómo hacer ejercicios para realizar en casa


Una de las mejores formas de perder peso es haciendo ejercicios aeróbicos, realizarlo no es un problema, si tienes parque enfrente sal y corre por media hora o cuarenta y cinco minutos y si no puedes salir, corre de forma estática en el mismo punto, elevando hasta tu pecho las rodillas y llevando los talones hasta la altura de los glúteos.

Otra opción es comprando una bicicleta o caminadora, pero si no puedes, queda siempre darle la vuelta a la manzana.

Para realizar ejercicios de tonificación muscular puedes comprar pequeñas mancuernas de distintos tamaños, o hacértelas tú mismo tomando pequeñas botellas de agua de varios tamaños y llenándolas de arena o tierra.

Qué tiempo debes hacer ejercicios para realizar en casa


Un punto importante es la constancia al hacer ejercicios para realizar en casa o el cualquier lado, pero bien sabemos que el estar en casa nos da más pereza y el sillón parece un manantial de paz.

Para que puedas ver resultados en poco tiempo, se debe realizar ejercicios por lo menos tres veces por semana, entre una hora y hora y media, dependiendo de los ejercicios que estés realizando.
Entre ejercicio y ejercicio es importante descansar entre 1 y 3 minutos.

Motivaciones


Cuando hacemos ejercicios para realizar en casa debe reinar la motivación, una forma barata y cómoda es buscar videos en Youtube, sesiones de aeróbicos, yoga, ejercicios localizados, etc. Ve siguiéndoles los pasos, y si te atrasas solo tienes que devolver la reproducción.

Fáciles Ejercicios para realizar en casa


  • Flexiones: Una serie de 3 y 12 repeticiones.
  • Zancadas: Una serie de 2 y 14 repeticiones.
  • Sentadillas: Una serie de 3 y 10 repeticiones.
  • Elevación lateral de los brazos: Una serie de 3 y 15 repeticiones.
  • Remos: Una serie de 2 y 15 repeticiones.
  • Fondos de tríceps: Una seria de 3 y 12 repeticiones.
  • Abdominales: Una serie de 2 y 20 repeticiones.

La importancia del estiramiento


Estos se realizan al terminar los ejercicios, es importante hacerlo para que luego no duelan los músculos y te relajes, estira los brazos apoyando un brazo en la pared y en sentido contrario tumbar el peso del cuerpo sobre el brazo y viceversa, estira las piernas apoyando la punta de los pies en la pared y hacer como si la pisas y la espalda estando de pie bajar la espalda hasta tocarte con las manos los pies.

Todo esto debes de acompañarlo con una dieta saludable y buenos hábitos de vida.