jueves, 20 de septiembre de 2018

,

Conoce los Alimentos Antiedad


El  envejecimiento prematuro se puede prevenir con una alimentación balanceada, rica en nutrientes antioxidantes.

En la vida hay momentos en el que el cuerpo empieza a cambiar. El metabolismo es más lento, la piel se ve menos firme, su organismo no aguanta las mismas jornadas laborales ni fiesteras de antes.

Es algún instante de la cuarta década de existencia, cuando usted percibe un proceso de deterioro comienza a avanzar.

Sin embargo, el proceso natural de envejecer puede dilatarse bastante con ayuda de una alimentación antiedad y con hábitos saludables de vida, como dormir bien, no tener vicios, usar protector solar y hacer ejercicio regularmente.

En este punto de ¨no retorno¨ el organismo empieza a perder el 1% de músculo al año, aproximadamente, y la grasa reemplaza esta pérdida muscular.

Debido a que las células grasas necesitan menos calorías que las células musculares para sobrevivir, el metabolismo se hace cada vez más lento.

Además de necesitar menos calorías, una persona en sus 40 o 45 años requiere más vitaminas y minerales, una demanda que irá en aumento a medida que el individuo envejezca.

Por ello, conforme se acumulan cumpleaños, se deben hacer cada vez mejores elecciones alimenticias.

Las vitaminas deben estar presentes en esta elección diaria porque contienen antioxidantes, que son los que evitan la oxidación de las células y neutralizan la acción de los radicales libres.

¨Los antioxidantes trabajan con el sistema inmune, haciéndolo más fuerte y más sano para retrasar el proceso de envejecimiento¨, asegura, Miguel Leopoldo Alvarado, nutricionista antienvejecimiento.

Las vitaminas y los minerales, también es posible consumirlos en capsulas y grajeas si el especialista así lo determina.

Aparte de incrementar el consumo de estos alimentos, se debe disminuir la ingesta de alimentos vacios como los de la repostería, los embutidos, los de paquetes, las grasas saturadas y el azúcar, que no aportan ningún tipo de nutrientes al cuerpo y son causantes de muchas enfermedades degenerativas

Las frutas son las grandes aliadas, pues, ¨su consumo regular facilita los procesos digestivos, aporta elasticidad a la piel y refuerza el sistema inmunológico¨, según explica el médico general Pedro Ospina.

Dentro de las principales frutas antiedad están manzanas, fresas, kiwis, uvas, frambuesas, melocotones y albaricoques.

Los vegetales más recomendados son la zanahoria (por su alto contenido de betacaroteno), las espinacas, los champiñones (por su gran contenido en hierro), la alfalfa y la soya.

Igualmente, se debe incrementar el consumo de hortalizas orgánicas, ¨ensaladas germinadas¨ (originarias de los cultivos hidropónicos), consumir frutos secos, evitar las harinas refinadas, usar sacarina en vez de azúcar y aumentar el consumo de fibras (cereales ricos en salvado y  granos integrales).

No se recomienda consumir café porque altera el sistema nervioso; sin embargo, el té puede ser un gran sustitutivo.

Muy rara vez se debe comer pan blanco, porque éste, en el proceso digestivo, se fermenta y se vuelve ácido, es más recomendable el pan integral.¨

Para el envejecimiento no hay cura definida, pero hay una forma de evitar su aceleración, y es por medio de la sana alimentación.